Casas de madera Addomo

 

Algunos de nuestros clientes que siempre han querido una casa con jardín encuentran entre los modelos de Addomo Madera la casa de sus sueños, la casa de madera de sus sueños. Nuestras casas de madera tienen la ventaja de adaptarse perfectamente a cualquier entorno como si perteneciesen a él desde siempre, y nunca decepcionan porque quienes son de Addomo madera, quienes buscan este modelo, tienen muy claro lo que quieren. Frente a los que prefieren los modelos de Addomo hormigón, en el caso de Addomo madera la integración de las casas en su entorno se produce casi de forma natural.

 

Nuestras casas de madera están construidas con un sistema novedoso de entramado ligero a base de maderas tratadas, tableros estructurales y asilamientos térmicos. Las viviendas de madera de Addomo son más ligeras pero igualmente sólidas, confortables y respetuosas con el medio ambiente.

 

 

Diseño. El sistema Addomo madera ofrece casas con un diseño novedoso y clásico a la vez.

Es el modelo perfecto para quienes siempre hayan soñado con una casa de madera en el campo o quienes se pasasen su infancia pensando en que serían felices si tuviesen una casa de madera en un árbol para jugar sin parar en su propio espacio sin preocuparse de los adultos. De hecho, Addomo ha hecho este sueño de infancia realidad en los establecimientos turísticos de Cabanas do Barranco.

Y es que más allá de la clásica casa de madera con jardín, Addomo oferta una gran cantidad de soluciones exclusivas y personalizadas para cada cliente. En nuestra web puede verse la gran variedad de modelos de viviendas de distintos tamaños y precios, así como los detalles de su interior y exteriores.

 

Solidez. La solidez de nuestras casas de madera la proporcionan los bastidores estructurales tanto en la fachada como en los bastidores interiores.


Aislamiento térmico y acústico. Nuestros estándares de aislamiento triplican las exigencias normativas europeas al respecto, estos niveles óptimos de confort acústico y térmico nos han valido la calificación energética del Grupo A.

Un montaje preciso y sencillo que permite que nuestros plazos sean mucho más reducidos que los de la construcción tradicional y, así mismo, permite un ahorro considerable, por eso los precios de las casas Addomo son tan competitivos con respecto a la calidad de los materiales que ofrecemos. Se trata de materiales de primera calidad, por eso, y por las características propias de nuestro sistema constructivo nunca definimos las casas de madera Addomo como casas prefabricadas. Nos parece que el concepto de casas prefabricadas se ajusta más al de casetas de jardín que distan mucho de los modelos y el sistema que oferta Addomo. Aunque las casas Addomo cuentan en su base con algún tipo de estructura prefabricada, no se puede decir que se trate de casas prefabricadas porque tanto los estándares de calidad de los materiales en los que se basan, como el sistema de construcción y los detalles de sus acabados distan mucho de los que vemos en las casas prefabricadas. A pesar de ello, Addomo tiene en su catálogo unas ofertas de precios muy competitivas, porque el precio de nuestras casas no está reñido con la calidad y porque tenemos la mejor oferta calidad-precio del mercado.


Casas de madera ecológicas. Además del profundo respeto por el entorno en todo el proceso de construcción, nuestras casas de madera utilizan energías renovables, recuperan el agua de la lluvia para otros usos, eliminan los residuos de obra, etc.

En este post te contamos otras ventajas del sistema de construcción Addomo.

Guardar

Guardar

Guardar

2 Comentarios

  1. Edmundo sanjurjo dice:

    Estoy interesado en sus proyectos de vivuenda
    Men podrían mandar ubicación y horario de atención. Gracias

    1. addomo dice:

      Hola Edmundo. Estamos en Praza Horta de Abaixo, n°2 L6. 15220 Bertamiráns, Ames (A Coruña), o en el teléfono (+34) 881 60 70 09, en horario de 9:00–14:00, 16:00–20:00. Si lo prefiere puede darnos su teléfono y nos ponemos nosotros en contacto con usted. Un cordial saludo. El equipo de Addomo.

Deja un comentario