El otoño, la resiliencia y la casa de tus sueños como terapia

El 21 de septiembre empieza el otoño y, con él, dejamos atrás los fantásticos recuerdos del verano: los desayunos en la terraza, las tardes en la piscina, las puestas de sol y las cenas con amigos en el jardín. Volvemos al cole, se acaban las vacaciones, la hoja cae y los días son más cortos. Es fácil que nos invada la melancolía.

La resiliencia se define como la capacidad de adaptación frente a la adversidad. Siendo francos, sería una fortuna que el otoño fuese el mayor de nuestros problemas. A pesar de ello, es cierto que la nueva estación afecta negativamente al ánimo de muchas personas, por eso no está de más buscar recursos para luchar contra la falta de motivación o la apatía.

Fotografía detalle de una casa Addomo frente a la playa

Según nuestras apreciaciones, basadas en la experiencia personal y la de nuestros clientes, vivir en la casa de nuestros sueños es una terapia en sí misma. Como solemos deciros, cuando vives en la casa de tus sueños no necesitas vacaciones. Pero hemos descubierto una nueva teoría, el llamado nesting, que no solo apoya lo que decimos sino que va más allá. Esta tendencia apunta a que la casa, como refugio en el que nos sentimos cómodos y seguros, puede ayudarnos a combatir los problemas cotidianos, así como a luchar contra la ansiedad o los estados de ánimo depresivos. Para ello, nos invita a disfrutar de nuestra casa, a descansar haciendo las cosas que más nos gustan (ver una película, cocina o cuidar nuestras plantas) o simplemente no haciendo nada.

Detalla de salón y cocina abiertos en casa de madera Addomo Detalle de la biblioteca en una casa de hormigón Addomo Detalle del salón con gran cristalera al jardín en casa de hormigón Addomo

El nesting defiende que hasta aburrirnos en casa puede ser beneficioso. Y a las bondades terapéuticas de disfrutar de tu casa añaden, quienes lo defienden, el ahorro.

Nosotros no sabemos si es la mejor opción para estar más felices frente a la apatía otoñal, aunque seguro que es una buena alternativa combinada con paseos y algo de vida social. Lo que sí sabemos es que podemos diseñar y construir una casa con la que hacerte feliz, la casa de tus sueños. Si quieres empezar a pensar en cómo sería, puedes navegar por nuestra web y ver algunos de los ejemplos de casa con inquilinos felices que te mostramos. Puedes empezar a hacer números con nuestra calculadora, en la que te mostramos el precio aproximado de la casa de tus sueños con Addomo.

Deja un comentario