Todas las claves para sacar partido a una casa en la playa

casa en la playa

Tanto si quieres vivir al lado del mar como si te apetece pasar las vacaciones en la costa, tener tu propia casa en la playa es la opción perfecta para conseguirlo. En este post te explicamos por qué deberías plantearte seriamente la opción de comprar una casa cerca del mar, cómo sacarle partido económicamente y, lo que mejor se nos da, qué tipo de casa en la playa es mejor para ti.

¿Por qué vale la pena tener una casa en la playa?

Una casa en la playa nos permite tener un lugar de descanso al que escaparnos para desconectar en cualquier momento. Un fin de semana, puente, en vacaciones… Sin tener que pensar en hacer reservas o cancelar si se produce algún imprevisto.

 

 

 

 

 

 

 

 

Es el lugar perfecto para pasar tiempo de calidad con nuestra familia y amigos desconectando de nuestra rutina diaria pero con todas las comodidades  de un hogar.
Si te gusta tomar el sol, disfrutarás aprovechando, desde las primeras horas del día hasta los últimos rayos de la tarde. Así mismo, si eres un amante de los deportes acuáticos, tener una casa al lado del mar te permitirá practicarlos siempre que quieras. Y es que hay muchas posibilidades de ocio en este tipo de opción vacacional.

Playa de Broña. Foto de Do Artesanato

¿Cómo sacar partido económicamente a tu casa en la playa?

Muchas personas sueñan con una casa en la playa para disfrutar de ella en su jubilación pero, si aún no ha llegado esa etapa en tu vida, también puede ser un buen momento para invertir en una casa en la costa como segunda vivienda o para vivir en ella de forma permanente.


Una buena opción para sacar rentabilidad a nuestra casa si no vamos a pasar largos periodos de tiempo en ella es el alquiler. En invierno, hay muchos profesionales que se tienen que desplazar a sus destinos de forma interina, como pueden ser los profesores, y en algunos casos alquilan una vivienda para los meses de invierno. En verano, podrías alquilar tu vivienda en los meses en los que no estés en ella.

¿Qué tipo de casa en  la playa es perfecta para ti?

Al igual que en cualquier otro emplazamiento, hay tantos tipos de casas como gustos y necesidades tengan quienes la necesitan. Nosotros vamos a poner algún ejemplo de varios tipos.

–    La cabaña. Es el tipo de casa más sencillo que hacemos en Addomo y la única que es prefabricada. Es la opción ideal para las personas que tienen muy poco presupuesto pero no quieren quedarse sin su sueño de tener una casa en la playa. No podrán organizar grandes fiestas en su interior pero sí tendrán todo lo necesario para vivir. Al igual que con las casas, las cabañas de madera de Addomo pueden también hacerse más complejas, aunque ya no sería prefabricadas y tendrían que montarse en el terreno, y convertirse en casitas de madera de varias habitaciones. ¡Y hasta podrían elevarse para situarse entre los árboles!


–    La casa modular. Los módulos los decide el cliente en función de sus necesidades y así la casa tendrá las habitaciones y el tamaño que nos demande. Tiene todas las comodidades y los lujos de una casa de diseño pero con medidas estandarizadas.


–    La casa de diseño. Se adapta completamente a las necesidades del cliente. Podríamos decir que será la casa de sus sueños, con todo lujo de detalles.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja un comentario